Articulo publicado en la revista la Gran Epoca( COMER BIEN )

Publicado: 17 Noviembre de 2010

Restaurante Capitolina

Tradición italiana con “salero” español

JUAN MANUEL DE LA CUERDA

La Gran Época

En esta ocasión, descubrimos paralos lectores de La Gran Época un restaurante italiano de toda la vida, situado a la salida de Majadahonda hacia Boadilla, -ligeramente escondido- con treinta y tres años de experiencia profesional desde que abriera sus puertas en 1977. Así que por el tiempo transcurrido,muchos clientes que en su niñez lo visitaban acompañados de sus padres continúan ahora de adultos, para no perder la tradición.

Atención y servicio

Dentro del equipo humano que conforma la plantilla del Capitolina nos encontramos con profesionales que llevan trabajando en el restaurante desde su apertura, por tanto el trato al cliente es como el de antaño, de cordialidad y clásico “salero” español, si bien está garantizada la profesionalidad y atención; a la clientela siempre le agradará percibir la simpatía, cordialidad, soltura, rapidez en la atención y buen trato que allí se respira. Quizás el secreto y la clave de tantos años de éxito esté en este punto, ya que como su responsable, el Sr. José, dice: “hay que cuidar a todos, los pequeños serán los clientes del futuro y los mayores son los clientes de toda la vida”.

Aspecto general, decoración y ambiente

Dispone de un salón para 75 personas y en la planta baja para unas 20 a 25 personas, en donde se puede celebrar una pequeña reunión o evento. El local es amplio, sin grandes pretensiones, con predominio de la madera en su decoración y adornos hechos con ramilletes secos que combinan las flores con las espigas.

Se complementa con detalles por todo el local con cuadros de útiles de labranza que se utilizaban antiguamente para las labores del campo y que marcan una línea de estilo de tradición claramente italiana.

Invita todo el conjunto decorativo a un ambiente familiar, acogedor y distendido. La música acompaña también a este ambiente, pues se basa en artistas y versiones de música italiana. Resulta muy

agradable, si bien a medida que el salón se va llenando con clientes predomina el murmullo de los

comensales. En general se invita a la informalidad y a la charla amistosa. Un detalle positivo

es la disposición de las mesas, bastante aprovechado, facilitándose así que a la hora de servir se haga con mucha rapidez y eficacia.

Aunque el salón es para fumadores el ambiente no resulta nada cargado. Es más, el aroma general que desprende es muy agradable debido a que la limpieza es esmerada, pues está al cuidado exclusivo de 4 personas.

Gastronomía

Sin duda, en Capitolina se apuesta por la comida italiana en su estado más puro. La carta es amplísima, y en tal alarde de purismo todos los nombres de los platos están detallados en italiano, si bien para que el cliente sepa lo que va a comer, al lado aparece traducido al español. La carta cuenta con unos aproximadamente 70 platos distintos, entre entrantes,ensaladas, pastas, carnes, pescados, etcétera. Aparte, como extra y fuera del detalle de la carta, podemos encontrar una sugerencia del día, por lo que esto nos permite comer cada día del año algo distinto sin tener que repetir. No cuenta con menú del día. La comida es buena, tanto en calidad como en cantidad, de hecho, le aconsejamos compartir el entrante si van dos personas, pues con otro plato principal y el postre se quedarán satisfechos.

El precio medio por persona ronda los 20 euros.

En nuestra visita degustamos: “Grostini” de entrante, consistenteen un panecillo tostado con jamón,mozarella y salsa de mantequilla de anchoas, consiguiéndose muy buen contraste de sabores; “Pizza Enrico” de la casa, con los ingredientes muy picaditos, y una fina “Ensalada de pollo”; “Scalopines marsala” (un vino parecido al oporto dulce), “Pollo alla king”, un plato estrella que consiste en pechuga de pollo rellena de paté con salsade champiñones, ¡muy bueno! Y finalmentetambién degustamos algo de pasta. Cabedestacar que utilicen una clase de pasta que garantiza la calidad de la misma ya que absorbe poco agua, dejándola al dente y suelta, como marcan los cánones. Igual para el queso provolone cuyo proveedor lo importa desde Italia.

Los postres son de elaboración casera y cuenta con aproximadamente de 8 a 10

variedades diferentes, para poder elegir No faltan los típicos “Profiteroles con chocolate” o el “Tiramisú”. En cuanto a la bodega, podemos deci que está abastecida suficientemente, tanto para acompañar con vinos como con cavas si es de su gusto.

Situación y reservas

Capitolina está en la Ctra. Boadilla 35, (Urb. Puerta de Sierra III), municipio de Majadahonda de Madrid.

Recomendamos a quien no lo conozca llegar con GPS.

Dispone de servicio de aparcacoches. Conviene reservar los fines de semana para no llevarnos la sorpresa de tener que esperar.

Teléfono de reserva: 91 638 30 60

http://www.capitolinarestaurante.es

Noticias de Restaurante Capitolina

Pedir Presupuestos


¿Necesitas Restaurantes en Madrid?

  1. Rellena el formulario.
  2. Las empresas de Restaurantes te contactarán.
  3. Te enviarán presupuestos de Restaurantes y tú eliges.

Ver presupuestos de Restaurantes eventos y celebraciones en Madrid

  • Pizza Enrico
  • Terraza
  • terraza
  • fachada
  • sala
  • Tagliolini al nero di sepia